¿Sabías que una reparación de tuberías, más el costo de sus muebles y daños a terceros puede representar más de 100,000 pesos?

En México sólo el 4.5 % de propietarios de una vivienda cuenta con una póliza sin estar vinculado al crédito hipotecario, es decir la mayoría no cuenta con protección ante un desastre natural u accidente dentro del mismo.

Ya no solo es la naturaleza, quien puede hacer de las suyas sino también pueden ocurrir desastres catastróficos dentro de nuestro hogar, como un desperfecto en las tuberías, lo que ocasionaría que el piso y muebles se vean afectados por la humedad, la inestabilidad o la tensión. De la mima forma, otro incidente puede afectar a tus electrodomésticos incluso a tus vecinos, un gasto de este tipo puede ascender a 114,000 pesos.

El uso de los seguros para el hogar, se ha convertido en una solución financiera a estos eventos inesperados, desde reparación o apertura de chapas y cerraduras, dañadas por descomposición, accidente e incluso robo.

Estos seguros además de garantizar seguridad y protección al patrimonio de un inmueble, ofrecen coberturas contra daños ocasionados por sismos, inundaciones, incendios, robo a casa habitación, etc. Además brindan asesoría en servicios de asistencia.

Muchas personas no recurren a estos seguros porque suelen pensar que el costo es muy alto y que no lo necesitarán. Sin embargo existen diversas opciones de aseguradoras que te pueden ayudar a comparar el mismo producto, desde cobertura básica hasta cobertura familiar que incluye asistencia en viaje, joyas, artículos interiores y defensa jurídica.

Considera que aunque la vivienda no sea tuya, es importante proteger tus cosas que están dentro por cualquier eventualidad. Compara precios y adquiere tu seguro de hogar, ya no sólo es prevenir sino estar protegido por cualquier daño que pueda ocurrir en la inestable CDMX.